Se conoce como conciencia social a la capacidad para darse cuenta y entender los problemas de un determinado grupo o entorno que se ve afectado a nivel social, económico, medioambiental, o político, entre otras situaciones.

Además, esta conciencia social suele implicar una toma de decisiones y la realización de determinadas prácticas con el fin de ayudar a cambiar estas situaciones desfavorables.

Y cuando estas actividades son llevadas a cabo por empresas, se conoce como Responsabilidad Social Corporativa.

 

En la actualidad, a raíz del auge vivido por las redes sociales y la necesidad por parte de los usuarios de conocer a la perfección una compañía antes de convertirse en clientes, ha derivado en una necesidad de compartir, a través de estos medios digitales, no solo los principios y valores de marca, sino las acciones que respaldan estas ideas.

Pero, ¿cómo se puede crear y compartir esta conciencia social en redes sociales corporativas?

 

Los 5 pasos clave para crear conciencia en redes sociales

  • Desarrollar empatía: muchas veces se tiende a deshumanizar las empresas y no se debe olvidar que detrás de las mismas encontramos todo tipo de personas, con sus inquietudes y personalidades. Y el primer paso para transmitir esta concienciación depende directamente de ellos. La compañía debe procurar que sus trabajadores desarrollen empatía, tanto con sus compañeros como con sus clientes. La clave para hacerlo se basa en ponerse en el lugar de las otras personas, identificar las propias emociones, realizar escucha activa, buscar puntos en común y contar la historia personal. Esto se puede trasladar también a la propia empresa, llegando a convertir esta empatía en un valor corporativo.

 

  • Entender y captar las necesidades sociales: todo manual empresarial determina como punto clave antes de llevar a cabo cualquier tipo de comunicación corporativa la necesidad de conocer al público al que se dirige. Entender al target, sus necesidades, y no solo a nivel comercial, sino también en el ámbito social y medioambiental, puede ayudar a una empresa a enfocar sus acciones de Responsabilidad Social Corporativa.

 

  • Convertirse en parte de la comunidad digital: un paso sumamente importante es interactuar con los usuarios. Las redes sociales son un medio ideal para hacerlo, ya que permiten tener diálogos directos con ellos y responder sus dudas directamente, a la vez que entendemos cuáles son sus necesidades e inquietudes. 

 

  • Dar a conocer el propósito de la marca: el siguiente paso es determinar cuál será el propósito de la compañía en cuanto a conciencia social se refiere, hay empresas que deciden impulsar la educación en países en vías de desarrollo, otras que buscan frenar el exceso de contaminación en sus fábricas u otras que deciden ayudar a los más desfavorecidos de manera directa. Sea cual sea el propósito, debe estar claro y tener una estrategia bien definida. Y una vez hecho esto, comienza el trabajo de comunicación digital, mostrar de manera transparente y natural cuál es la finalidad que se quiere conseguir y cómo se va a llevar a cabo.

 

  • Respaldar el propósito con acciones concretas: el punto más importante radica en las propias acciones en sí. De nada sirve conseguir una comunicación digital llamativa, incluso viral, apoyada por los seguidores y demás usuarios, si esta no está respaldada por acciones que ratifiquen los principios definidos. Si el propósito se basa en la lucha contra la contaminación en las fábricas, se deben tomar medidas reales que consigan como resultado una disminución del impacto medioambiental de las mismas. Y solo una vez se haya hecho esto, se podrá comunicar a través de las redes sociales.

 

Otros ejemplos de acciones concretas se pueden ver en algunas campañas virales de conciencia social como por ejemplo Save Ralph, Girls Rising, Smart Planet, Worn Wear o Food Rescue Sainsbury, entre muchas otras. Aquí se podría enlazar el artículo 5 campañas memorables sobre sostenibilidad en redes sociales.

Estas son solo algunas ideas que pueden ayudar a crear conciencia social en redes sociales, pero puede haber otros métodos que ayuden a conseguir como resultado una Responsabilidad Social Corporativa positiva, aceptada y apoyada por el público y que llegue a convertirse en ejemplo para otras compañías.