La sostenibilidad corporativa se ha convertido en el nuevo paradigma a seguir por empresas de todos los ámbitos a nivel internacional. Y es que no solo ofrece numerosos beneficios, tal como veremos a continuación, de cara a sus seguidores y otros usuarios, sino que además en muchos países las políticas medioambientales y a nivel de cuidado de los trabajadores exigen que se respeten unas pautas mínimas.

Cuando se habla de sostenibilidad corporativa nos referimos a un concepto que engloba varios términos, como desarrollo sostenible, que engloba el avance económico pero teniendo siempre en cuenta el impacto medioambiental y social; la Responsabilidad Social Corporativa, la cual determina aquellas acciones llevadas a cabo por las compañías con el fin de tener un impacto basado en el previamente mencionado desarrollo sostenible; la teoría de los stakeholders, que afirma que cuanto mejor sea la relación con los grupos de interés de una empresa, más fácil será su avance; y, por último, la rendición de cuentas, que como su propio nombre indica, define la responsabilidad que una empresa tiene de reconocer todo aquello que ha hecho.

 

Ahora bien, ¿qué ventajas y desventajas se pueden encontrar a la hora de implantar el concepto de sostenibilidad corporativa en una empresa?

 

Ventajas de comunicar la sostenibilidad corporativa en redes sociales

  • Generar un impacto positivo para conseguir un futuro mejor: cada mínimo cambio a nivel sostenible suma, pero no solo eso, sino que además, cuando lo hace una gran corporación y lo comunica a través de redes sociales, invita a otros a hacerlo, consiguiendo mayor impacto y que el resultado futuro sea más positivo.

  • Mejorar la imagen corporativa: es una de las claves por las que se comenzaron a implantar las políticas de Responsabilidad Social Corporativa en las empresas. Una compañía que trata bien a sus empleados y lleva a cabo acciones para cuidar el medio ambiente tiene una imagen más positiva frente a los consumidores y la sociedad en general que otra que no lo hace.

  • Atraer a un mayor número de stakeholders: cuando se habla de stakeholders, o grupos de interés, no solo nos referimos a potenciales clientes, sino también a inversores, quienes también se ven atraídos por esta imagen corporativa positiva.

  • Convertirse en un ejemplo a imitar por usuarios y por otras corporaciones: como se comentaba anteriormente, la sostenibilidad corporativa puede funcionar como efecto dominó y no solo conseguir mejorar poco a poco el medioambiente y el entorno social y laboral, sino que además invita a otras corporaciones e incluso a usuarios a hacer lo mismo.

  • Mejorar el ambiente laboral: para conseguir la sostenibilidad corporativa, las compañías suelen implantar políticas sostenibles y prácticas positivas, lo que hace que los empleados, generalmente, se encuentren más cómodos con los valores empresariales. Además, también se convierte en una compañía atractiva para nuevos perfiles en busca de oportunidades laborales.

Desventajas de realizar este tipo de comunicación

  • Mala praxis: un error que se puede llevar a cabo a la hora de implantar políticas y acciones de sostenibilidad es abordarlas de manera errónea. Por ejemplo, disminuir la contaminación en una fábrica disminuyendo el uso de sustancias tóxicas pero incrementar el uso de agua. El problema de comunicar estas acciones a través de redes sociales es que un pequeño error que se podría solucionar a nivel corporativo, se convierte en un gran problema comentado por los usuarios e, incluso, viralizado.

  • Comunicación errónea de una actividad sostenible: otra desventaja que puede aparecer a la hora de comunicar la sostenibilidad corporativa en redes sociales es hacerlo de forma inadecuada. Es decir, la acción en sí se hace correctamente, pero existe un error o un malentendido a la hora de informar al respecto, teniendo como resultado una opinión negativa de los usuarios.

  • Redes sociales saturadas: por último, puede que la gran desventaja de utilizar las redes sociales para comunicar sostenibilidad corporativa es la saturación que tienen en la actualidad. Esto, sumado a que en muchas ocasiones este tipo de actividades se ven como un blanqueamiento de cara de determinadas compañías, puede llevar a un impacto negativo incluso cuando las políticas sostenibles son correctas.

 

Estas son solo algunas ventajas y desventajas que nos podemos encontrar a la hora de comunicar sostenibilidad corporativa en redes sociales, ¿conoces otras?